Spotlight, En primera plana

spotlight-movie-2015-cast

Y así termino de ver la lista de películas nominadas al Oscar para mejor película para este año 2016. Si la Academia sigue la tradición de darle el premio a la última película que yo vea, entonces Spotlight tiene el gane asegurado. Sin embargo, desde que se dio a conocer a los nominados a principio de este año, y con aun la mitad de las películas por ver, Spotlight perfilaba en mi papeleta como la ganadora. La película dirigida por Thomas McCarthy carece de nominaciones por actuaciones individuales, pero ganó el SAG Award al mejor elenco en una película. Esto es comprensible ya que en parte, la película trata sobre el trabajo en equipo, aunque este no es precisamente el tema central de la película.

Me gustaría pensar que no es necesario hacer sonar la alerta de spoiler, ya que yo mismo poseo cierto conocimiento de los hechos, y considerando que la olla de podredumbre se destapó cuando apenas tenía 10 años, siento que revelar “major plot points” sería casi como develar que al final de Titanic el barco se hunde. Spotlight sin embargo nos muestra la historia del descubrimiento de un círculo de pederastia y encubrimiento dentro de la Arquidiócesis de Boston en EStados Unidos, desde antes que el escándalo llegase a los titulares del Boston Globe. Dentro del establecimiento conocemos al equipo de Spotlight, la sección investigativa del diario, y como son orientados hacia la historia más importante de sus carreras gracias a un cambio editorial que posicionó como jefe a Marty Baron, protagonizado por Liev Schreiber. Este introvertido personaje está lleno de misterio y aunque aparece poco en las dos horas de duración, juega un papel esencial para hacer la bola rodar… cuesta abajo.

Como mencioné anteriormente, es difícil poder clasificar entre papeles protagónicos y de reparto, pues el trabajo periodístico (y escénico) se divide entre el equipo interpretado por Rachel McAdams, Mark Ruffalo, Brian D’arcy James y liderado por Michael Keaton. El guión finamente involucra al espectador, haciéndolo parte del proceso investigativo, y hace ver al periodismo de una forma tan llamativa que no se había visto en la gran pantalla desde All the President’s Men de 1976.

hijohs de puta

Pendejohs

Repensando uno de mis argumentos anteriores; quizá sí deba preocuparme el que no muchas personas conozcan de este escándalo, más en un país como Honduras, donde una gran proporción de la población sigue siendo Católica, y donde la iglesia y el Estado únicamente parecen separados en el capítulo de historia que habla sobre los logros de Francisco Morazán. Directamente no me detengo en acusar que acá existe cierta injerencia de la iglesia en los medios y el Estado que opacan una noticia como la del Boston Globe, y que han mantenido a Spotlight fuera de las salas de cine nacional (a lo mejor han notado una organización estatal de clasificación de películas, que recientemente evitó la salida de Poseid@s, una película de terror de producción hondureña, argumentando que algunas imágenes herían la sensibilidad católica). Sin embargo, espero estar equivocado, y que a lo mejor las distribuidoras de películas les hayan soplado que ésta sería la ganadora del Oscar y que la próxima semana sería la fecha más rentable para proyectarla en las salas de cine.

Por otro lado, con cuidado de no convertirse en sensacionalista, Spotlight va develando el modus operandi de estos criminales con sotana y el sistema corrupto que los encumbre y protege, mientras nos hace preguntarnos si estas situaciones en las que toda una comunidad sabe, pero no dice nada, sea una vivencia diaria en nuestro país. Desafortunadamente, el llamado cuarto poder también sufre injerencia de los grupos de poder, a tal punto que resulta inimaginable el pensar en periodistas serios y comprometidos como el equipo de Spotlight, capaces de luchas por una causa justa, en vez de buscar chantajear a los culpables.

3890373383001

Los protagonistas juntos a sus contrapartes en el mundo real.

Son acusaciones fuertes, pero una película que nos hace detenernos a pensar en estos asuntos, es una película importante. Realmente me gustaría pensar y saber que en Honduras no hay niños siendo abusados por curas, pero luego me detengo a pensar que quizá no se casualidad que pocas personas en Honduras estén familiarizadas con este suceso que repercutió a nivel mundial (círculos similares fueron descubiertos en docenas de localidades en Estados Unidos y otros países). Mientras Spotlight siga sin estrenarse en el cine nacional (Canal 5, acá tienen su “regalo del día del periodista” para el 2019), mi teoría de conspiración de que la iglesia no quiere que se vea esta película seguirá consolidándose.

Debo concluir, con el pensamiento de que un verdadero católico no tiene porque sentirse ofendido, enfrentado o apenado de los hechos retratados en Spotlight; un verdadero católico (o de cualquier otra religión) debería de exigir se esclarezcan este tipo de actividades y se castigue a los culpables en este mundo, para evitar que estos bochornosos eventos se sigan replicando.

Interstellar, un viaje espacial a través de los lentes de la física

interstellar

Sabía que este año había pasado rápido al momento que dejé el cine luego de haber visto Interstellar. Había leído sobre su concepción hace uno o dos años, enterandome de que Christopher Nolan era el director, y pues que sería un viaje “interestelar” a través de los lentes de la física. Luego vino el trailer, con la inquietante etiqueta de “a un año de ahora”, y esa sensación que deberían de dejar todos los trailers en la que sin saber nada de la película, nos deja deseando ver más.

Pero ¿qué pienso una vez tras haber visto la película? Bueno, creo que aún no he procesado completamente lo que vi. Soy un “hombre de ciencia” como lo hubiese dicho Jack Shepard, pero mi rollo es la biología, y aunque todos los seres vivos estén regidos por las leyes de la física, no me siento ni por cerca de llegar a comprender fenómenos como la materia oscura, otras dimensiones, el bosón de Higgs o los agujeros de gusano. Eso es algo que dejo para que otros mastiquen, y pues así parece que Christopher Nolan y su hermano se han tomado la tarea de hacerlo y entregarnoslo en una forma digerible.

A pesar de que la película tarda un poco en encender los motores (para aquellos que esperan la siguiente de J.J. Abrams nunca lo hace), aun así creo que debieron de haber invertido más tiempo en darnos a conocer la Tierra en la que la película se enmarca, ya que tiende a ser confuso cuan similar y cuan distinta es esa Tierra a la nuestra (no lo sé, a lo mejor así lo idearon los autores para hacer llegar el punto de manera más aterradora). Una vez que la historia nos lleva al espacio, la película es un excelente viaje. Es increíble cuanto Matthew McCaughnaley ha evolucionado como actor, acá entregandonos otra sólida actuación para sumar a esta etapa de su carrera. El resto del reparto es tan bueno como podríamos esperar de Michael Caine, Jessica Chastain y Anne Hathway; incluso la niña quien hace el papel de Murphy da una buena actuación.

Realmente creo que Interstellar no es una película para cualquier persona (algunos se levantaron y abandonaron la sala a media película), pero seguramente la puedo recomendar a cualquiera remotamente interesado en la ciencia. Puede que no todo sea científicamente exacto, al fin y al cabo es ficción; basta de tratarlo como si fuera un documental de History Channel o de Discovery (ya que incluso Nolan tiene más credibilidad en estos días). No tenemos que comprender todas las fuerzas del universo para vivir cada día de nuestras vidas, pero es sano tener esa curiosidad que nos mantiene viendo hacia el cielo y cuestionándonos que hay más allá.

X-Men Days of Future Past

Bueno, ya reviví mi blog hace unos días, y una vez que se pone a rodar la piedra, alimentado con el combustible de las visitas, likes en Facebook y comentarios positivos, esto seguirá su camino. El día de hoy siento ganas de hablar de la película X-Men Days of Future Past, ya que después de todo, hoy la vi por segunda vez en el cine, y como los que me conocen muy bien podrán saber, soy un geek con eso de las comics. En especial las de Marvel, y la verdad es que los hombres X son mi título favorito.

xmenoriginalEste grupo de mutantes heroicos se dieron a conocer por primera vez en la década de 1960, en la llamada edad de plata de los Comics. Creados por Stan Lee y Steve Ditko, los hombres X eran un grupo un tanto diferente, conformado por Cíclope, Ángel, Bestia (aun no azul), el Hombre de Hielo, Marvel Girl (Jean Grey) y liderados por el Profesor X. El título no tuvo tanta aceptación en aquel entonces, e incluso fue sacado de publicación. Los X-men alcanzaría su mayor éxito bajo la dirección de Chris Claremont. Es justamente mientas la revista se encontraba al mando de Claremont que aparece Days of Future Past, una storyline de dos publicaciones, en la Kitty Pride, en aquel entonces conocida como Sprite, debía viajar en el tiempo para cambiar la historia, salvando a los mutantes de un exterminio seguro. Sin embargo, probablemente la versión con la que más estemos familiarizados de esta historia, fue la que apareció en la excelente serie anima de X-Men de los años 90, en la cual Forge enviaba a Bishop por una maquina de tiempo para que logrará evitar la muerte de Xavier a manos de un mutante que identificó como Gámbito.

La versión de la pantalla grande de esta historia, sin duda se toma sus libertades. Debemos recordar que Days of Future Past es ya la séptima película en la continuidad de las películas de X-Men (si, yo sé que todos queremos olvidar que la primera película de Wolverine sucedió), y que las primeras tres entregas, las dos primeras dirigidas por Bryan Singer seguramente no tenían en su plan mezclar dos líneas de tiempo distintas. Resulta un poco más complicado decir lo mismo de X-Men: First Class, que  se mete en problemas al situar la historia allá por 1962, e incluír personajes anacrónicos. Por darles un ejemplo, Moira McTaggert, el interés romántico de Xavier, ya había aparecido en X-Men Last Stand, y en First Class aparece también 50 años antes de esos sucesos, sin mayor diferencia de edad. Luego tenemos el caso de Alex Summers, AKA Havok, quien aparece en First Class, pero quien en realidad es el hermano menor de Scott Summers, AKA Cíclope, quién probablemente tendría no más de 10 años en 1960. También no puedo evitar mencionar (Spoiler Warning) que es una lástima que hayan borrado al personaje de Azazel, como hicieron con Nightcrawler. Al menos que Mystique ya este embarazada del hijo de Azazel, es muy probable que Nightcrawler también desaparezca en esta continuidad. (End of Spoiler) Al final, supongo que la decisión fue completamente estílistica, buscando ambientar la película con la época en que fueron creadas las comics, y a pesar de que me daba mucho miedo que se metieran con la historia de nuestro universo, lograron jugar muy bien con los elementos.

Esta película es otro éxito. Una vez que se dejan atrás las anacronías y plot holes que toda película de viajes en el tiempo tiene, el resultado es muy divertido e ingenioso. No me molesta que se metan con la historia original; es más, me agrada que quien haya leído el comic no llegue al cine a ver una historia que ya conoce. No me molesta el hecho que en este caso no sea ni Kitty ni Bishop quienes viajan por el tiempo, sino que Wolverine, y la verdad es que aunque pueda enojar a las feministas que le hayan quitado el protagónico a Kitty Pryde (a esta le ofrecen los poderes de Rachel Summers que nunca había tenido antes), tiene sentido, ya que Wolverine ha sido el pilar central de la serie desde el primer film de X-Men salió en el año 2001. El otro personaje central es Mystique, quien desencadena los eventos que acabaran con los mutantes mediante el asesinato de un tal Bolivar Trask, evento al cual Wolverine debe viajar y evitar.

 

future

 

Me encanta el hecho que hayan escogido a Peter Dinklage para hacer de villano. Trask no es un mutante, no tiene ningún superpoder, en realidad no hace nada más que odiar a los mutantes, a quienes considera acabaran con el homo sapiens, sino se se acaba con ellos antes. Es anticlimático, no es ningún General Zod, ni duende verde, ni Joker, y aun así, resulta ser un villano cruel y maléfico. El otro “villano” de la película es Magneto, pero todo sabemos que él no es del todo malo. La relación de Magneto y Xavier es complicada, ambos son poderosos mutantes y grandes líderes, sin embargo difieren ampliamente en sus vistas de la aceptación de los humanos. De cierta forma, los X-Men sirvieron como una metáfora a la segregación racial allá en los años 60. Por un lado, se decía, Magneto representaba a Malcolm X, quien incitaba a su pueblo a no dejarse, mientras el calmado Profesor X representaba al reverendo Martin Luther King Jr. No estoy seguro cuanto de eso estaba en la mente de Stan Lee y Jack Kirby cuando crearon los personajes, pero hoy en día incluso genera discusión. Yo por mi parte siempre he pensado que fácilmente me uniría a la causa de Magneto, ya que como se evidenció en la escena final de X-Men: First Class, los humanos no hacen más temer a los mutantes por el simple hecho de ser diferentes.

Otro de los puntos más relevantes de esta película es la aparición de Pietro Maximoff AKA Quicksilver, quien es interpretado por Evan Peters, quien sin duda se roba el show en el corto plazo que aparece. A mí parecer su participación no era del todo necesaria aún, pero Synger logró crear un personaje carismático del que seguramente la audiencia querrá saber más y que los más geeks lograron detectar el “nos” que se le hace al hecho de en los cómics tanto Pietro como su hermana Wanda son hijos de Magneto. Claro, probablemente su origen esta vez no tomará en cuenta a Bova, su bovina nana. Lo curioso de este personaje, es que también aparecerá en la secuela de los Vengadores, Age of Ultron, interpretado en este caso por Aaron Taylor-Johnson, el chico que hacía el papel principal en las dos entregas de Kick Ass. Debido a que Marvel regaló las licencias a principios de la década pasada, hoy el estudio se ve obligado a lidiar con estas incómodas situaciones. A mí parecer, la aparición de Quicksilver en esta película fue más que todo para molestar a la máquina que es el estudio Marvel propiedad de Disney y responsable de la saga de los vengadores, estudio que curiosamente no tiene derecho sobre el uso del término “mutante”.

 

pietros

 

Estoy seguro que podría seguir hablando por muchos más párrafos, y la verdad esta seguramente no es una muy buena reseña, pues intenté contarles lo menos de la película que pude, y concentrarme más en expandir el conocimiento de todo este intrincado mundo, el cual parece volverse aún más difícil cuando (Spoiler Warning) los hechos de esta película prácticamente hayan borrado la entrega que no hizo Bryan Singer (X-Men: Last Stand) de la continuidad (Spoiler Ends Here).

 

Ahora queda esperar la aparición de las siguietnes películas, en especial la que viene que parece será sobre el villano Apocalipsis, uno de los villanos más poderosos, quién básicamente es Dios. Recuerdo cuando volví a ver la serie de los 90s y esto resultaba incómodamente evidente. Esta storyline salió a luz por primera vez en los años 80, y será en esa época que ocurrirá en la película, continuando la tradición de First Class y Days of Future Passed de situarse en otras épocas. Probablemente el cast apocalipsisde las primeras tres películas ya no apareceran y Synger optará por usar a McAvoy, Fassbender y Jennifer Lawrence, aunque (spoiler warning) tal vez se arrepienta de haber matado a medio supporting cast para esta película (spoiler ends here). Una de las que sin duda aparecerá será Dazzler, quien tiene una storyline muy interesante con la mutante Rogue, pero que rompería aun más la continuidad con respecto a las primeras tres películas.

Life’s a Brick

Suelo jactarme de mis capacidades de memoria… Rara vez me falla, sin embargo, al momento de escribir este artículo tengo dudas sobre si el primer hecho narrado ocurrió a finales de 2004 o a finales de 2008, las fechas de mis últimas dos visitas a Estados Unidos. De cualquier forma, asumiendo que fue en el 2004, esto va así:

Eran mis vacaciones dicembrinas del año 2004. Me fui un día después de Navidad y pasé el año nuevo saliendo del parqueo de Universal Studios en Orlando, Florida, donde se presentaba David Lee Roth o Sammy Haggar (no recuerdo cual vocalista de Van Halen). Recuerdo que al día siguiente me encontraba en el aeropuerto, armando un set de Lego que había comprado a mis 13 años, y algo dentro de mí sentía pena; pena de que la caja del juguete dijera de 6-12 años, aunque ustedes saben, eso es solo una sugerencia. El artículo era un set de Orient Expedition, la última de las aventuras de Johnny Thunder y el cual compré porque además de encontrarse en oferta, traía un elefante de Lego, el cual me pareció muy simpático, a pesar que hoy en día mi hermano dice que “eso ya no es Lego”. Por más que hubiese leído que Josteein Gardner considerará al Lego como el mejor juguete del mundo en El Mundo de Sofía, comparándolo con los átomos que componen toda la materia en existencia, la verdad es que yo a pesar de estar de acuerdo con Jostein Gardner, puede que no lo recordara, o tal vez me daba pena, o a lo mejor pensaba que sí, pero que los juguetes son solo para niños. Tanto así, que al llega a mi casa, no pasó mucho tiempo para que el elefante como su mahmu, el simpático Baloo pasasense a una de las dos cajas repletas de Lego de mi infancia, que un día estarán destinadas a pasar ya sea a mis hijos o mis sobrinos, o quien sabe, tal vez a traves de ella aprendan el valor de compartir.

Es aquí cuando entra en juego la película de Lego, la cual salió a principios de este año y hasta la fecha sigue siendo la película más taquillera del 2014. A mi hermano (mayor) pareció emocionarle más que a mí, pues la verdad pensé que corría el riesgo de ser un comercial de una hora. La fui a ver con prejuicios en la mente, pero la verdad me divirtió mucho las aventuras de Emmet, Batman y sobre todo, el mensaje de la película que espero no spoilear para quienes no la hayan visto. No hay duda de que la película es buena, pero probablemente afectó más a audiencia como mi hermano o mi persona, cuyas infancias están permanentemente ligadas a bloques de plásticos provenientes de Dinamarca. Tal vez sea el hecho que veo a mi hermano una vez cada 2 o 3 meses, y por 1 o 2 días eso es, pero ese fin de semana volvimos a ser niños. No fue el juego de Lego Indiana JonColección figurillas de Legoes que mi hermano descargó para su PSP hackeado, ni siquiera el día que mi hermano compró un set muy barato en el que venía un guerrero con un set de armas, a lo único a que me queda echarle la culpa es a Lego Movie. Por esta razón, es que desde que salió la película ya tenemos más de 25 figuritas
coleccionables que aparecen en sobresitos secretos, y por la que estuvimos esperando no solo el capítulo enter de Brick Like Me de Los Simpsons, sino que también esperamos tener las figurrillas coleccionables (sí, que el Lego sea de Los Simpsons nos hace sentir más adultos). A quien le interese, tengo un par repetidas por si quieren
cambiar.

Por otro lado, lo que en realidad me motivó a escribir este artículo, es que el mes pasado, una conocida tienda de la capital decidió poner sus Lego a mitad de precio, y pues nos dio la excusa necesaria para gastar 600 lps (precio original 1,200 lps) en un set que fuera más grande y que trajera más piezas. Tanto mi hermano en San Pedro Sula, como yo en la capital, visitamos la tienda para comprar un set grande, y salimos únicamente con nuevos sobres de figurillas, pues era muy difícil escoger. Finalmente, con ayuda de mi papá, con quién también terminé armando el set, compramos un set de transporte de excavadora, en el que el capataz se parece mucho a Walter White, pues ustedes saben, Breaking Bad si que es de adultos.

Mi padre y yo armando el set de Lego de la mina.

Bueno, debo decir que me divertí mucho armando el set, y aunque mi imaginación (y no tanto así, sino más bien mi tiempo), no den para nuevas aventuras locas para mis figurillas de Lego, la experiencia me ayudó a no tenerle pena a ser un niño de vez en cuando, y tomarse una tarde de domingo para armar una excavadora en familia. No lo duden, sin duda que estas figurillas son el mejor juguete del mundo, para niños como para adultos (les acepto un set de Lego por una consola de videojuegos cualquier día de la semana. Set de los grandes eso sí XD).

I’m the best there is at what I do, and what I do best isn’t very nice

The Wolverine, the FOX/Marvel movie coming out this year starring Hugh Jackman is not really in my list of movies I’m expecting on this second half of the year. However, it’s quite obvious I’ll end up watching it, and this time, hopefully on the cinema and not on a Transatlantic flight. One fact I’ll need to admit, is that I’m a fervent X-Men fan. They’re probably the best superheroes, and they were created in such an unplanned way when in the 60s, Stan Lee and his staff got tired of coming out with super-human origins, and decided that humans were sometimes just born with special powers. Thus, mutants were created, and I’m pretty much sure they didn’t initially have this in mind, but by the time the Sentinels come up near issue 15, the X-Men had become icons of segregation simply for being different (If you don’t believe my fandom, you might want to check out my attempt to review every single issue of the X-Men out there).

Hands down, it’s pretty hard to contradict the fact that James Howlett AKA Logan AKA Wolverine, is the coolest of the X-Men, and probably the coolest superhero this side of Batman (to whom he is clearly homologous in the Marvel canon). He made his debut on a Hulk issue from 1974, and later, he joined the X-Men’s second attempt at comics in 1975. It was under Chris Claremont scripts that the character really got shaped up. It is, in fact, on a 4 comic book storyline released in 1982, upon which the upcoming movie is greatly based.

Just a couple of weeks ago, I came across a digital copy of this 4-issue series, and decided to give it a try, just to have something to compare it to once the movie comes out. At the start of the series, we meet Logan’s sweetheart Mariko, unexpectedly going to Japan, and we meet Logan following her. It turns out, Mariko’s father has come back from the dead, and now wishes Mariko to marry some mobster, in order to atone some previous crime he has done. Wolverine is obviously pissed off (how strange of him :o), and battles the old man in a samurai combat, and unexpectedly loses. Mariko sees Logan is not worthy of her.

In the next two issues, we meet Logan recovering with his superhuman abilities. His pride however, doesn’t heal that fast, and we quickly find Logan hooked up with another woman, an assasin by the name of Yukio, who is never really clear whether she’s conning him or not. The confusion is obviously intentional and gives certain depth to the relationship. However, it’s obvious that Logan really cares about Mariko, and it’s on the final issue, where we meet Logan, in a Meet the Parents stunt, confronting again his father-in-law.

I’ve read better comic books, but if you do come across this series, and you enjoy action comics, you might as well give it a look. Especially if you’re keen on watching the movie. Don’t worry, I’m sure the screenwriters had a lot to add to the movie adaptation, since I finished the comic books without having an idea of who The Silver Samurai or Viper are. Ok, I do remember the Samurai from the 90s TV series.

Anyways, apart from Hugh Jackman, I don’t really expect much from the movie adaptation. Judging by the first one (which I barely even remember, since my mind has likely made a good attempt to obliterate it), and by the trailers shown, the movie will likely be an over the top mess. Still, it will probably be a box office success, and at least I’m happy that it will create expectations for the upcoming X-Men film tying the original movies’ storyline with the latest X-Men: First Class, by the adaptation of the excellent storyline Days of Future Past. We’ll see, there’s nothing better than getting surprised.

“Batman Returns” Me a Little Bit to the Past

And well, yesterday’s morning found everyone watching some sort of superhero movie on cable, especially since it was the first weekend after classes resumed. There was The Amazing (not so amazing) Spiderman on Starz, The Batman in some other channel, and the one I chose to watch, also directed by Tim Burton, Batman Returns. It had been a while since I had last seen that movie. Story goes that I went to watch it with my family when I was a kid, but that I fell asleep at some point of the movie. That’s very likely, since I must have been three years old and barely have memories of those days. Suffice to say, Batman was my favorite superhero and overall character of my childhood, with me possesing at least 7-10 different action figures variations of the character.

Obviously, the excellent trilogy directed by Christopher Nolan revived the franchise which severely damaged by the awful 90s rendition Batman & Robin, which I must admit I actually liked when I saw it (hell! I was 6 years old!). Anyways, the last three Batman movies have obviously been the best the character has seen, but we’ll admit that Tim Burton certainly hit the nail in the head with his 90s versions. Obviously, both set of movies are tremendously different, with the Dark Knight choosing to be more realistic, while the Burton films featured a different kind of obscurity, a more comic-like appearance which is probably more faithful to the original concept of The Batman. Burton films leave off the film noir feel of the Nolan films and go for a more over the top gothic feel. However, while researching, it has surprised me how much of his own Burton placed on the film, especially in regards to The Penguin character.

The whole origin story, about being thrown to the sewers by his family, and his posterior rise to crime from the underground were entirely his making, as well as the extremely grotesque appearance of the villain. The Penguin has indeed always been chubby and with a hook nose, but Burton expands on Danny Devito’s character, giving him long hair at the side of his head instead of the fully bald comic appearance, and by fusing his fingers, making him snort and drool some sort of black saliva and making him eat raw fish. Curiosly, the original comic book character was based on the mascot for Kool cigarettes, Willie the Penguin. And yet another curiosity is that an object, similar to one of his many weapon umbrellas was actually developed and even used in assasinations. It received the name of Bulgarian Umbrella.

Anyways, I remember rewatching the movie years later; I must have been 14 or something then, and I enjoyed it more, although the presence of the Max Schreck character wasn’t quite clear to me until yesterday’s rewatch. Michelle Pffeifer as Catwoman is okay, but Selina Kyle annoyed the hell out of me, especially because of her relationship with Bruce Wayne. Anyways, truth is I actually didn’t finish watching the movie yesterday, mainly because I hate when tv channels need to constantly insert commercials every 15 minutes, and then, because the movie just gave me a real desire to play the 1992 Super Nintendo game.

The Super Nintendo was certainly the golden years of video gaming, back then the games didn’t need life-like graphics, or intricate storylines. They simply were fun to play. And I remember back in the day, having to go to the rental and choosing out of the available games what to play for the next two days. Ok, I’ll be sincere, back then I wasn’t a gamer, I mainly just enjoyed watching my siblings play and cheering up for them, watching the gameplay as if watching a movie. I don’t mind, I didn’t get bored. And as many more games, we never really got off from some particular stage, and looking back, most of them were pretty early stages. But I guess you can’t blame 8 year old children for not been able to conquer the Elephant Cemetary stage in Lion King or that “flying carpet over lava” stage in Aladdin, especially not with only a few hours of gameplay. It turns out, that while watching the movie, I realised we never got past the second stage of the game. The main reason been: this motherfucker. Well, that and the fact that I’m pretty sure we never got to this menu screen:

Who would have known? Turns out you can actually change the game’s difficulty, and that you can increase your lives up to 9. And there we were, not knowing more than a couple of alphabet related words in English, and here I am, ranting about the same game, in fluent English. We’ve come a long way. Anyways (I’ve got to find anotehr word, I know), I actually stopped watching the movie, in order to download the ROM version of the SNES game, and after a few seconds, I load it and started playing. Obviously, roms give you the chance to cheat, and constantly save your progress without having to start back again from stage’s start, but I actually tried to use it the less I could. I actually didn’t have to use it, until I hit that stage 2 boss, that stupid fat guy, which we always made fun of, since Batman gets rid of him so easily in the movie, by simply attachin some dynamite on him and throwing him down a hole (so much for the theory that Batman doesn’t kill).

But you can’t blame me. If you could only see that guy’s punch range, and how much each blow takes off from your lifeline, you would also think how on Earth did the game developers expect a kid to go through these stages without having a save slot/load slot to rely on. And worst of all, this guy doesn’t get stunned by the batarangs, but only knocked down, which doesn’t take off hit points. And I haven’t even start talking about those annoying c

lowns which accompany him. But well, back in my preteens, when the SNES emulator was better than any Game Cube game out there, I extremely enjoyed these beat-em-up games. I sure will need to make another entry on them on the future, and let me say Batman Returns was one of the best of them. Except for those horrible, extremely hard in normal mode villains, and for its lack of cooperative mode, the game is great. It features amazing graphics and colors for it’s day, and the gameplay is mostly good, except for some stages, stage 3 in particular, which try to focus the game less on the action, and more on platform jumping, which is really annoying because Batman jumps are quite lame and hard to calculate. And well, I finally got to battle one of the real villains, with Catwoman at the end of stage 3, which wasn’t easy to beat either, and for which I had to abuse the load command. I was later killed at the beggining of stage 4, but I had quite satisfied my “rigio”(willingness?? o.O) the movie awoke in me. Still, I now know that there is a Batmobile stage which I haven’t got to, and I’ve never fought The Penguin, so who knows, maybe a leisure weekend and an awful amount of save & load and I’ll beat the game.

Fast Frames: The Great Gatsby

My father and me love buying books. We do buy new library books, but we also take the time to visit street book sellers, sometimes, with just enough luck, you can get to find interesting and rare stuff. One time, year’s ago, before I left on a year-long trip, I acquired a second hand “The Great G

atsby”, by F. Scott Fitzgerald. It was the classic “eyes in the sky” cover, and it had curiously already been read and commented by another reader (my guess is he didn’t finish the novel, since the underlining and comments stopped near chapter 3). I took it on the Transatlantic flight and probably finished it at one of the 3 airports I had to visit. I lent the book to one of my friends, and ended up donating at the public library in an East Finnish town.

Just this past year, while going to the movies, I was surprised to see a new version was scheduled to appear this 2013. From the get go I thought that was not a very good idea, but after seeing the leading roles were going to be played by Tobey Maguire and especially, Leo DiCaprio, I gave it the benefit of doubt. Then, a longer trailer surfaced. The whole thing looked so over the top and highly produced, that it seemed that hey just might pull it off.

Then, yesterday’s afternoon, I went to watch it after coming back from a week long trip into the mountain. Suffice to say I was actually surprised I didn’t fall asleep… The greatest achievement of Fitgerald’s novel was it’s ability to portray to us the 1920s American High Society, also known as the Jazz Age, and The Great Gatsby film’s major achievement is also it’s ability to reproduce that society, than, why is it that it just doesn’t work? It’s fair to say the film is visually astonishing, yet, the story simply works way better as a short novel, than as a 2 hour long film. I remember its previous recreation, an 80s or 70s rendition with Robert Redford in the leading role; it suffered from greatly stylized camera angles, and it was also a dozing pain to watch complete. Now, this 2013 version is not unwatchable, but simply doesn’t leave much, especially to those of us who had already read the book and watch the Redford film.

The actors I guess are alright, DiCaprio is always a screen grabber, and Carey Mulligan is so cute; she’s simply a joy to watch. The scenarios and dressing are also high class. However, one of the most attention grabbing elements of the movie was the music. Helmed by rap singer and producer Jay-Z, the choice was highly dubious on paper. What we get is as unexpected as the curator, for Jay-Z fills the 1920s dance scenes with modern dance music, and some curious cover versions, like a retro-futuristic Crazy in Love to that U2 Love Is Blindness featured on the trailer. Most things serve to be curious, but after the novelty is gone, I finally got them as silly and ridiculous.

Then again, I must recall on how I could catch a snip of my mom dozing off during the “climatic” scenes, and that after having drink a big cup of capuccinno. I knew what was about to happen, so nothing grabbed me by surprised. Which gets me back to my trip into the mountain. One week ago, judging that I might get rain pouring upon me over there (which in fact I did get), I grabbed one of those paperback Signet Classic unread books on my shelf to take along. The chosen book was actually F. Scott Fitzgerald’s debut novel, This Side of Paradise. I’m currently just 100 pages into the book, but I’m enjoying the read, and after watching The Great Gatsby, I can’t but repeat that some things work better as books, or as less pretentious movies at least.
Check out Jack White covering U2’s Love Is Blindness